Seguidores

domingo, 5 de septiembre de 2010

once cuchillos


Once cuchillos, 
para decir lo que  no puedo decir.

Once cuchillos,
para hacer lo que me pida el alma.

Once cuchillos,
para distraer al público mientras hacemos el amor en la última fila.

Once cuchillos,
para crear una herida.

El vuelo de un cuchillo para encontrar la felicidad.

video

13 comentarios:

  1. Impressionante vídeo, de los que recordaré sin necesidad ni ganas de volver a verlo.

    En mis serpenteos habituales no me cuadra este post. Llevaba días pensando que has estado haciendo un pequeño collage, como aquel que hice en una foto. Pero tú con palabrass. Y sin embargo, no encuentro la pieza de hoy. ¿Esstoy equivocada y en realidad no estás jugando con las piezas y las palabras?

    ResponderEliminar
  2. ya se podría haber quedao en la decena joer! un número par, redondo, la nota máxima, el dorsal de messi...

    ResponderEliminar
  3. Jolines para el video, no sería yo la que me pusiera detrás de la sabana, bueno tampoco me pondría sin sabana, ¡que se pusiera él..., mejor!. Jajá.
    Me le leído el relato que me has recomendado del aeropuerto y es buenísimo, te deje el comentario en el, y te repito que me encanto.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Serpiente...Nunca había pensado en mi blog como un collage, aunque bien pensado, si podría decirse que es un collage de mi vida. Mezclo realidad, la ficción, los deseos, los sueños...algunas cosas ocurrieron tal como aparecen, otras las soñé...El blog se ha convertido en el lugar donde mejor me expreso (creo)...Esta entrada está echa después de muchos mojitos y lo único que quería expresar era un modo diferente de decir "te quiero"...cada cuchillo lanzado era un beso, era un labio mordido, un te deseo, un te quiero, sexo...pero lo que me fascina es la pequeña sonrisa de ella en el momento 2´24" ... me parece una declaración de amor universal...

    Raúl...Es que el once me ha acompañado siempre, y es que lanzaba once cuchillos, además para ser profesor este año tiene que llegar la lista al 311, no me vale el 3-10...

    Campoazul...si alguien necesitara lanzarme cuchillos para decirme algo no me importaría dejar caer una gotita de sangre...pero vamos que estaría asustadísimo...

    Tecla...Si que es hermoso el vídeo...

    ResponderEliminar
  5. Si yo fuera la chica le diría al chico: oye, majo; ¿por qué no me demuestras tu amor de otro modo?
    salu2 con cuchillos de juguete

    ResponderEliminar
  6. Mil gracias por tu visita y tu comentario a mi blog :) otro de los pequeños placeres de la vida es ver que lo que escribes le gusta a la gente. Vuelve cuando quieras, yo volveré tb por aquí. un saludo! :)

    ResponderEliminar
  7. Ssupongo que ciertas cosas las deJas A posta y Muy Conscientemente.. porque si no, estás algo apijotado..
    (Ésta es mi manera de lanzarte cuchilloss..)

    ResponderEliminar
  8. He sido tu espectador. Ver como una serpiente lanza cuchillos tiene su puntito. La sorpesa fue cuando me fijé en lo que escribiste con tus cuchillos. Creo que ya conoces mi nombre...

    Y si, tengo momentos de apijotamiento total...pero ese apijotamiento es el encanto de la imperfección...

    ResponderEliminar
  9. ME GUSTA LO QUE PROVOCAN EN TI LOS MOJITOS......A VECES LOS CUCHILLOS NO SIGUEN LA MISMA
    TRAYECTORIA....EL CUCHILLO PASO CERCA DE UNA VELA ENCENDIDA Y LA APAGO......PASEA POR ELLA...ENCIENDELA....
    L.A.C.A.B

    ResponderEliminar
  10. Leo lo que muestras, pero me fijo más en lo que dejas entrever. Siempre me ha gustado asomar la lengua en la semioscuridad para saber qué me puedo encontrar..
    Ten cuidado cuando te asomes.. o sino, no, mejor sé descuidado. Me gustas imperfectamente.

    ResponderEliminar
  11. Angelpoetico.com te invita a publicar tus escritos en su espacio de poemas, reflexiones, aforismos y relatos.

    No dudes en escribirnos. Una vez aprobad@, podrás publicar y ser leíd@ por nuestro creciente número de seguidores.

    Te esperamos.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  12. "Me gustas imperfectamente", esa expresión me ha fascinado. Sólo podría asomarme de forma descuidada, es ver una estrella y dejar de mirar al suelo...

    ResponderEliminar