Seguidores

jueves, 13 de mayo de 2010

Noches reversibles. Bendita contradicción

Hoy me siento enreda. Hace unos días, compartiendo música, llegó hasta mi la canción "Noches reversibles" de Love of Lesbian. No era la primera vez que la escuchaba, ni mucho menos, quizá fuera la vez 1999 que la oía, de hecho, la convertí en la sintonía de mi móbil el pasado verano.
Sin embargo, la vida de las canciones es curiosa. Hasta hace unos meses era una canción que me encantaba por su estribillo sonoro, que da pie a gritar, por frases sueltas que se me quedaron grabadas desde la primera vez que la escuché (Creo que voy a empezar a romperme), sin embargo, cuando la escuché y vi hace unos días en un video de youtube me sonó de un modo diferente. La misma canción me hizo sentir alegre y triste. Fue como ganar y perder al mismo tiempo. Lo primero que pensé fue: esta canción es la ostia.
Así fue como decidí analizar la letra de esta canción. Es un ejercicio absolutamente de funambulista. Analizar una canción es como andar en el alambre, sobre todo, cuando la canción se ha convertido en algo que acompaña mis recuerdos. Comencemos a andar por el alambre...
¿No ves que lo nuestro es raro?
Sigue intacto en mil pedazos
y no logra romperse.
¿Qué es lo "nuestro"? Parece evidente que se trata de una relación, pero ¿qué tipo de relación? ¿un matrimonio, novios, amantes, amigos? Prefiero quedarme con la última opción.
¿Qué significa que algo es raro? El diccionario de la RAE utiliza términos para definir raro como algo inhabitual, extraordinario, escaso, extravagante, insigne, sobresaliente...leyendo estos términos no es como para sentirse mal porque algo sea raro. Sin embargo, mi espíritu de contradicción me lleva a pensar que lo raro es al final lo más sencillo. Cuanto más raro me he sentido en mi vida, más sencillo he sido. Simplemente hacía lo que me pedía el cuerpo, sin pensar. ¿No es algo sencillo algo que se hace sin pensar?
Contradicción genial son las dos siguientes frases:
Sigue intacto en mil pedazos
y no logra romperse.
Cuanto más roto estoy más unido a mi mismo me siento. Es como esos espejos que sufren un golpe y estallan en miles de trocitos que están a punto de desmoronarse pero siguen unidos. Cuando el espejo está normal no nos damos cuenta de que está formado por miles de trocitos que no necesitan tocarse porque la situación es normal. Pero cuando ese espejo se necesita se dividen en minúsculos espejos que se abrazan, se agarran de los dedos para no caer. Mi cuerpo puede convertirse en un puzzle para que alguien me complete. Sigamos...
Respira ileso en sus estados graves,
tanto hablar del finque ahora apenas duele.
De nuevo la contradicción en la que me siento tan cómodo. Ileso-grave. Ni siquiera el estado de coma hará que me sienta mal, pero ¿de verdad "apenas duele"?
Y aun así, te reirás,
volvería a revivirlo sin dudar.
Claro que me reiré. Ya lo dije alguna vez, si después de todo surge una sonrisa pequeña y salada es porque fue realmente espectacular. Si al pensarte lloro y río y consigo saborear mis propias lágrimas mi cara se habrá convertido en un arcoíris, y no conozco a nadie que no se alegre al tener ante si el arcoíris en el cielo.
Podría ser tan fácil, sería espectacular,
si fueran reversibles aquellas noches de incendio.
Más noches reversibles para saborear
las horas más humildes con un placer más intenso.
Hemos llegado al estribillo. Fácil, espectacular, reversibles, humildes, intenso. Todos los adjetivos son buenos, todos hacen referencias a noches que solo pudieron ser geniales. Sin embargo, el espíritu de contradicción de la canción hace que el estribillo suene a pasado, a noches pasadas que se han perdido y no volverán. Sin embargo, no tienen que volver porque en realidad esas noches no se han ido. Quizá, en circunstancias "normales" el tiempo pasa y se va quedando en el pasado, pero para nosotros, los sencillos que los demás llaman raros, el tiempo tiene muchas caras. La cara más normal es la cronológica, pero para eso hay miles de relojes que nos dicen la hora. La cara más sencilla del tiempo, el que nosotros decidimos. Y nuestra decisión es que aquellas noches, aquellos momentos, viven en nosotros...viven en un paseo, en una frase, en una mirada, en un recuerdo...cuando recordamos no volvemos al pasado, sino que vivimos el presente a nuestra manera.
¿No ves que si hemos perdido hemos ganado historias que contar?
Más que algunos tienen.
¿Perder? ¿Ganar? Que más da. Quien pierde, qué se pierde. ¿Porqué tiene que haber vencedores y vencidos? Vivir no es ganar o perder, es vivir. Lo importante es tener historias que contar, da igual si más o menos que otros. Historia puede sonar a pasado, pero el hecho de haber sido profesor de Historia me hace pensar que no es así. Trae la historia pasada al presente y todo se entenderá mucho mejor.
Recuerda que si caímos en picado
es porque a veces fuimos nubes con la mente.
Si pudiera transformar nuestras noches
en un ciclo sin final.
No me importa tropezarme en la calle por ir mirando las nubes. ¿Cómo cambiar el cielo, ya sea azul, gris, lleno de nubes blancas, por el gris de las aceras? Cuando me tropiezo el dolor intenso dura varios segundos, cuando consigues controlar el dolor casi es algo placentero, cuando te levantas, me limpio la sangre de la rodilla y vuelvo a mirar al cielo...con suerte lo peor que me queda de la caída es una bonita cicatriz.
No quiero transformar las noches en un bucle sin final. ¡Vivir en un bucle! ¡No! Prefiero que la espiral se rompa, no saber como va a ser la siguiente noche. Por otra parte hay muchos tipo de final. Es como cuando escribimos, hay comas, puntos seguidos y puntos finales. El punto final es el que más cuesta porque siempre creemos que podríamos haber escrito más, o escribir de forma diferente. Por eso en realidad no existe el punto final, es sólo que sabemos que lo normal es usarlo, pero recordad ¡para casi tod@s somos rar@s!
Pero eso es imposible, el tiempo ganará,
entonces sólo espero que cuando vuelva a sonar
tú pierdas la vergüenza y grites oh, oh, oh ...grites oh, oh, oh ...
Creo que voy a empezar a romperme, oh, oh, oh ...
grites oh, oh, oh ...
Y ya no me importa que mire la gente
El tiempo ganará, muy bien, pero nunca se paró el tiempo a explicarme qué ha ganado. No me importa perder. Lo importante es el camino, no llegar al final.
Ella no tuvo vergüenza, me gritó desde el primer día y aún hoy, la oigo gritar. Su grito tiene forma de susurro, de sonido callado, de palabras que no son palabras.
Y si estoy roto, y me encanta sentirme así. Y cuanto más me rompo más vivo, porque voy dejando trozos de mi por muchos lugares, me voy rompiendo en la mirada de las personas a las que quiero dejar un trozo de mi, me gusta andar con trozos de mí mismo deshaciéndose.
¿La gente? ¿Quién es la gente? ¿Yo soy gente, para quién soy gente?
Claro que no me importa que mire la gente, es más me gustaría parar a la gente por la calle durante un instante y gritarle lo que siento, pero tampoco a la gente le importo yo.
Qué ilógico resulta analizar una canción. Si esto lo hubiera escrito ayer o mañana habría salido diferente. Pero que bueno es hacer cosas ilógicas. Va en contra de las reglas analizar una canción que nació para ser vivida, pero es tan bueno hacer lo que a un@ le da la gana.
Pd. Esta canción es contradicción. ¿A quién le mandaría esta canción? A alguien a quien quisiera decirle: me da igual que gane el tiempo, me da igual que mire la gente, tenemos algo que es nuestro. A alguien que quisiera decirle: no voy a irme, salvo si tu quieres. Cuando pienso sé que nos disfrutamos, que nos estamos disfrutando, y que nos disfrutaremos. Y ¿sabes por qué? porque con nuestras noches reversibles tú y yo hacemos lo que nos da la gana, xe.
video

6 comentarios:

  1. las contradicciones normalmente son lo más sincero (:

    ResponderEliminar
  2. Esto de leer y escribir en un blog es genial.......

    Cuando escribes en un blog escribes para ti........escribes para todos........escribes para nadie.....solo escribes..........y lo q escribes nos hace pensar.........La vida va pasando.......y dejamos que lo haga.....sin pararnos a pensar....a sentir.....a vivir......

    Las canciones son como la vida misma.....La letra de una cancion puede hacerte reir e ilusionarte en un momento .....y llorar y derrumbarte a la media hora......Hay que aprender a disfrutar de lo uno....y no sufrir con lo otro..........La vida tambien es asi.....mezcla de risas, de lloros, de momentos, de ausencias, de recuerdos, de vivencias....de NOCHES REVERSIBLES......

    Escribes bien.....leyendote haces que recordemos historias.....nos metamos en el papel....y volvamos a vivir.....Y volver a vivir es bueno.....revivir noches reversibles es bueno......

    Leyendote me haces recordar una historia que vivi.....la vivi de verdad....intensamente.......Fue una historia RARA.....en el sentido literal de ese diccionario de la RAE.......

    Esta historia empezo su final con un frase escrita sobre un libro....Una ultima dedicatoria, que leyendo tu blog me ha hecho recordar..."TE ESPERO DETRAS DEL ESPEJO". Cuando se rompe un espejo.....¿ desaparece la noción del detras?

    Pido perdón por apropiarme de tu historia......por llegar a pensar que la escribiste para mi.......pero esto es lo bueno de escribir al aire.........somos libres de pensar........somos libres de hacerlas nuestras.......

    Quiero seguir siendo rara....no quiero normalidad en mi vida.......

    Gracias blogger......por hacerme recordar.....NOCHES REVERSIBLES.....

    Seguro que no seré la única a la que este blog le haga recordar....vivir....revivir....

    Buenas noches raros y raras del mundo....
    Carpe diem

    ResponderEliminar
  3. cuando escucho esta cancion puedo revivir todos los momentos que he pasado contigo..bueno en realidad los vivo cada vez que me da la gana con todas las canciones que quiero....ultimamente todas me hacen pensar en ti...en lo espectacular que eres para mi...lo sencillo...lo raro ...yo que se...la cuestion es que solo el pensar en ti me hace feliz y puedo transmitir esa felicidad a los demas tb... es alucinante..que cosa mas extraña y mas bonita joderrr....tengo la sensacion de que he estado buscandote toda la vida...alguien con quien poder hablar sinceramente.."sin pensar"..sin preguntarme si sera correcto o incorrecto decir lo que estoy pensando...sinplemente soltarlo....todo es muy facil contigo....no sabes cuanto me alegro de poder contar con tu amistad....te pegaria dos ostias por ser como eres jaa

    ResponderEliminar
  4. Sinceramente, me encantan esos pedazos, pero después de lo que he vivido, las relaciones que me recuerdan a ellos me revuelven por dentro y me entran ganas de vomitar.
    Veremos qué pasa en el futuro...

    ResponderEliminar
  5. "Y si estoy roto, y me encanta sentirme así. Y cuanto más me rompo más vivo, porque voy dejando trozos de mi por muchos lugares, me voy rompiendo en la mirada de las personas a las que quiero dejar un trozo de mi, me gusta andar con trozos de mí mismo deshaciéndose"
    SOBRE ÉSTE COMENTARIO PUNTUAL Q HICISTE, te recomiendo leer PAPER TOWNS, resume de manera casi perfecta el significado del libro... Si es q lo lees, en el capítulo final te darás cuenta de que hablo.
    PD. Cuerdas y Vasijas

    ResponderEliminar
  6. Heeeey me fascinó leerte!

    ResponderEliminar